Archivo de la etiqueta: Nigeria

Los ecos de aquel “afrobeat”: el sonido Lagos

http://www.ivoox.com/lagos-corazon-del-ritmo-africano-sigue-audios-mp3_rf_4328014_1.html

Anuncios

Lagos, paso africano a ritmo de percusión

La piel de los “dum-dums” nigerianos ya respira tras el caluroso marzo.  Ahora llega la lluvia, que mojará la antigua capital de Nigeria hasta bien entrado junio.

Lagos caos Aquí, en el Golfo de Guinea, el agua es parte del caos callejero, no paraliza el bullicio de mercados como el de Lekki, un auténtico festival de sabores, aromas y gentes llegadas de cada rincón del país para comprar y vender la artesanía de una región que presume de contar con más de 200 etnias.

Lagos Market lagosmarket3

Es Lagos,  la ciudad situada en el corazón de África, acostumbrada a beber y exportar a partes iguales los distintos ritmos que han llegado a lo largo de las décadas.

El Yoruba: cuando la música es lucha 

En un país donde prima la corrupción,  la escasez de recursos y la diversidad entre las más de 200 etnias, ganarse el título de “corazón de la música africana” tiene un mérito difícil de imaginar en Occidente. Hoy,  estos problemas han quedado relegados a otro de orden mucho mayor y más difícil de atajar: la violencia del islamismo radical de Boko Haram.

Elecciones Nigeria elecc lagos

Esta lacra ha protagonizado las últimas elecciones presidenciales de finales de marzo, donde el incansable general Muhamadu Buhari ha vencido al actual presidente, el cristiano del sur Goodluck Jonathan. Buhari ya ha prometido que acabará con el terrorismo, en un país donde el cincuenta por ciento de la población es musulmana.

Pero es verdad que aquí, en la que fuera colonia portuguesa, música y religión han ido siempre de la mano. En cada boda, en cada ritual en homenaje a sus dioses “orishas”, en el campo. Aquí, los esclavos del Delta del Níger, como harían los afroamericanos en los campos de algodón de Mississippi, cantaban para mantener el ritmo.

nigerian slaves nigerian slaves

Influenciados por esos pueblos europeos, pero también por la percusión del islam, Lagos se convirtió en partitura de una música caracterizada por la mezcla de ritmos y voces.  A ritmo de dum dum y shekere (lo que conocemos como maracas), en la música yoruba siempre hay un líder al que sigue el resto. En muchos temas incluso está muy presente el arco musical, que antiguamente se llegaba a tocar con los dientes.

nigerian music shekere

 

 

 

 

De la música de raíces a la mezcla de ritmos

Y así, mientras Nigeria sonaba a poliritmia, llegaron los años 60. Cuando el oeste del país ya vibraba a  base de yoruba, esa base comenzó a ramificarse. Llegaron el jazz y el funk y así surgió el afrobeat. Su máximo impulsor: Fela Kuti.

Fela Kuti Hasta su muerte en 1997,  el multi instrumentalista más famoso de África comenzó a beber de la música en Londres.  Allí fundó la que sería su primera banda: Koola Lobitos. Con ella viajó a Estados Unidos y con ella comenzó a aunar música y política. Allí, al otro lado del Atlántico, Fela conoció a los Panteras Negras y llevó, de vuelta a su Nigeria natal, el sentimiento de orgullo racial de los negros afroamericanos.

Koola Lobitos koola

 

 

 

 

Para cuando el gobierno militar de su país les echó el ojo, ellos ya eran África 70, voces e instrumentos que pusieron la banda sonora al afrobeat, el yoruba que había incorporado la guitarra eléctrica. Así sonó la lucha de las voces nigerianas de los 70, que clamaban por la independencia. Fela y su banda sabían que cada acorde implicaba mil barreras, así que comenzaron por construir su propio “estado independiente”: Kalakuta Republic

Comienza la lucha

Siempre abierta a músicos y activistas partidarios de la independencia de Nigeria, el padre del “afrobeat” hizo de su casa estudio, y de su estudio un parlamento. Su sueño: mejorar las condiciones de vida de sus paisanos. Por eso sus letras cambiaron del yoruba al inglés, para traspasar fronteras.

Kalakuta Republic

Que tuviera la garra de la dictadura militar constantemente sobre los hombros, solo agrandó el mito en torno a él y a los suyos. Aunque no tiene página web propia, hoy aquella productora cooperativa, aquella casa natal donde Fela está enterrado, permanece abierta todo el año en forma de museo. Parada indispensable si visitas Lagos: Kalakuta Republic Museum, en el número 14 de Agege Motor Road, donde si tienes suerte, puedes disfrutar de una actuación en directo de su hijo Seun.

Su legado

Y si la lucha de Fela por introducir el concepto de la libertad en Nigeria fue perseguida, su música siguió la misma estela. En 1977 África 70 lanzaba ZOMBI, el disco con el ni siquiera quiso esconder que era un ataque directo al gobierno militar nigeriano.

zombie fela fela zombie

Fue el tema clave de una carrera que pasó por la cárcel, y que sufrió de forma directa uno de los golpes personales más duros: el asesinato de su propia madre durante unos disturbios en aquella Kalakuta.

kalakuta  disturbs

Pero la represión no frenó la lucha de quien exportó al mundo el latido del ritmo nigeriano. Ésta sigue hoy con su hijo Femi, arduo defensor  de las causas sociales y de una mayor apertura democrática del país.

femi

Femi también contribuyó al desarrollo de este “estado independiente” que soñó su padre, con la reconstrucción de uno de los locales más representativos del afrobeat de los 70. A pesar de ser incendiado, “The Shrine” suena hoy con más ritmo que nunca, con una terraza fuera donde se sirve la comida típica de Nigeria: asun (carne de cabra a la barbacoa con mucha pimienta y especias) y shawarna (pollo, cordero, pavo y ternera envueltos en pan de pita)

shawarma shrinee asun food shawarmaDebes saber que Lagos es una ciudad que come terreno al mar. Además de su zona metropolitana, la “periferia” se compone de varias islas donde el “afrobeat” y el hip hop tan representativo del “sonido Lagos” sigue sonando. El propioShrine está situado en una de sus islas al norte, Ikeja, un suburbio donde el comercio propio de lo que fue un área residencial se ha convertido en cientos de puestos callejeros dignos de visitar. En “The Shrine”no puedes pasar sin sentarte en su terraza mientras lees las frases de Fela Kuti a lo largo de sus paredes. Nuestra recomendación: no te marches de allí sin comprar uno de sus jerséis.

Lagos: la noche a ritmo de música en vivo 

En la antigua capital bañada por el Río Níger los locales nocturnos no cierran antes de las 05:30-06:00 de la mañana, así que si eres de los que también cierra los bares cuando visitas un lugar nuevo, esta ciudad cumplirá con tus expectativas.

Además del Shrine (o New Afrika Shrine), quizá uno de los locales más auténticos de esta ciudad conectada a sus islas por puentes sea el Movida Night Club. En este caso, tendremos que coger Ikorodu Road hacia el Sur, hasta llegar a Isla Victoria, donde se encuentra este local, caracterizado por sus cócteles y su mezcla de música tradicional y occidental. Yoruba y ritmos de este siglo 21, que hacen de este club isleño uno de los rincones preferidos entre los habitantes de Lagos.

Movida Club

 

Puede ser tu prólogo para  no parar de mover los pies o tu última parada nocturna; pero en cualquier caso, la noche en Lagos pasa por disfrutar del ambiente en una de sus calles con más vida: Toyin Street. Situada a solo unos minutos del mítico Shrine, esta calle quizá sea la que más locales concentre de música en vivo, donde el mayor atractivo reside en el exterior. En Toyin, la pista está en la calle.

Toyin St.

Sin dejar Ikeja Island, llegamos a Allen Avenue, un área residencial pero caracterizada por ser uno de los centros de Lagos con más actividad social. Su atractivo: los numerosos restaurantes chinos y su popular mercado de Alade.

Pero si la ciudad que hizo de partitura para la lucha musical a Fela tiene una calle reina, esa es Ademola Adetokunbo. Situada en la sureña Isla Victoria , es una de las avenidas más transitadas, donde nunca falta un espectáculo callejero de esos que no nos dejan avanzar, con sus cientos de restaurantes. Según sus paisanos, no hay un día en el que no pase algo anecdótico en esta transitada avenida

Ademola St. Te podríamos recomendar más calles, pero preferimos hacerlo a través de sus estudios más representativos, como aquel donde Paul McCartney grabó su Band on The Run.

La mesa de mezclas en Lagos: del “post Beatle” al hip hop nigeriano

El “Beatle dandy” acababa de terminar la gira de su segundo largo con los Wings cuando decidió, junto con su mujer Linda, que era hora de pisar un lugar exótico para inspirarse en su siguiente trabajo. Eligieron Lagos, por ser uno de los puntos del planeta donde el sello EMI también había puesto sus cimientos. Era 1973 y el matrimonio McCartney (dos terceras partes de los Wings) aterrizaba, junto con Geoff Emerick (ingeniero de grabación de los “fab four”) en una ciudad donde reinaba la corrupción y sobre todo, en un estudio mal equipado.

Paul in Lagos paul in lagossSin mesa de mezclas y con una única grabadora de ocho pistas, Paul cantó, toco la guitarra y la batería; con Linda a los teclados y Denny Laine, tercer componente Wings, a la guitarra rítmica.

Pasaban el día en el estudio y por la noche, visitaban la ciudad, donde en una ocasión, les robaron varias demos. La anécdota más sonada llegó sin embargo cuando el propio Fela Kuti, a quien vemos arriba en la Foto con Paul, acusó a los Wings de viajar a África para apropiarse de sus composiciones. McCartney lo invitó al estudio y le demostró, con música, cómo todos los temas que había metido en la maleta eran originales. Semanas después, volaban a Londres para ultimar el que es considerado uno de los álbumes en solitario más exitosos de Paul.

Situado en la parte oeste de la ciudad, en el famoso puerto de Apapa, los Mc Cartney terminaron su estancia en Lagos con una fiesta en la playa.  En Boarding Tracks también queremos cerrar nuestra ruta por este antiguo rincón de paso de esclavos en otro de los estudios de grabación, casi tan famoso como este EMI nigeriano.

Paul in Lagos

A poco más de veinte minutos en coche hacia el este, llegamos a uno de los estudios donde la tranquilidad isleña es uno de sus principales atractivos. Los estudios IMAN, en la isla de Lekki, están a solo cinco minutos de la playa, donde aprovechan esa atmósfera para llenar sus diferentes salas de inspiración. Presumen de ser uno de los de tecnología más avanzada no solo de Lagos, sino de toda Nigeria, el país que seguirá siendo el corazón africano de aquel yoruba que mantuvo siempre el ritmo en el trabajo, en los rituales religiosos y sobre todo en la lucha de quien solo entendió su tierra como un país libre.