Lara Villanueva

Road to China.. pasando por el Sur

Quizá nunca hayas oído hablar de Hainan. Es una isla de islas, un paraíso en el mar de la China Meridional, un cruce de religiones que el gobierno chino quiere convertir en uno de sus oasis turísticos.

Hainan

Pero su origen se remonta muchos siglos atrás, cuando habitantes de todo el país acudían hasta allí a recogerse, a observar las diferentes especies de pájaros desde la soledad.

 

Por eso Hainan es sobre todo un cruce de caminos. Esa señal prototípica del desierto americano a la que The Economist dedicó un artículo; esa filosofía que llevó a cinco músicos españoles a ponerle su propia banda sonora.

Se llaman The Chinese Birdwatchers, y recogen el espíritu de aquellos observadores de pájaros que han construido esa tradición milenaria en el Golfo de Vietnam, y hoy este artículo está dedicado a ellos.

Chinese Birdwatchers

La melancolía folk que cautivó a Eva Amaral

Y es que ésta también es la historia de dos hermanos. También, o sobre todo. Jorge y Raúl Sierra. Contrabajo y guitarras. Después se subió a la furgoneta Nacho Rupérez, hicieron sitio para el violín de Iria Armesto y… la voz.. la voz de Heather Jo Wei, América.

Dicen que los descubrio el diseñador Josep Font y que cuando lo hizo los empujó a poner música en el desfile de Jesús del Pozo en el madrileño Parque del Capricho… pero sinceramente, creo que nuestros “Observadores de Pájaros folkies” son uno de esos descubrimientos de cada uno de nosotros.

A mí me pasó. Me pasó este lunes con una de mis grandes amigas cuando en un principio íbamos a ver a Amaral en acústico. Y así, de repente, cuando ya estábamos suficientemente borrachas de emoción, cuando Ángel Carmona entrevistaba al dúo que nos conquistó en los 90, cinco personas comenzaron a moverse lentamente en el escenario mientras montaban su mezcla de poesía, folk, su bossa nova.

Chinese Birdwatchers

Y ocurrió. Cuando sonó Dancing On Ice, cuando Roads inundó el ambiente ya de por sí cargado de notas. Nos devolvieron al folk irlandés de los Waterboys, la dulzura de Dolores O´Riordan, pero también la desnudez rockera de un blues rock que bien podría ser propio de The Band.

Contó Eva Amaral que los descubrió en un Sonorama hace ya unos años, pero que no fue hasta un tiempo después cuando contactó con ellos para tomar unas cervezas en su casa mientras tocaban todos juntos. Y es lo que vimos: casi los dos extremos, o al menos dos generaciones del indi folk, del indio rock español fundidos en uno.

Como en aquella terraza cuando interpretaron juntos un sueño que ya se ha hecho realidad. Porque los Chinese han tocado en salas, pero también en galerías de arte, centros culturales y dicen que hasta en alguna peluquería.

Eva Amaral

Dicen que suenan a todo o nada, a esos pequeños detalles del día a día, pero para mí, suenan sobre todo, a esa carretera que lleva a la sinceridad musical. Por eso, su nuevo álbum solo podía llamarse “Roads”.

Llevarnos muy lejos, chicos.

Chinese Birdwatchers

 

Anuncios

Un pensamiento en “Road to China.. pasando por el Sur”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s