Cruzar el charco, Cultura Inquieta

Por Raquel Ríos (@Quelinhadaf ) y Lara Villanueva

La historia del pop cantada en un viernes

Fueron Nacho Vegas y Los Planetas los que este fin de semana nos llevaron, un poco sin pensarlo, a una plaza de toros en un julio desierto del verano madrileño. Incluso no fue en la capital, sino un poco más al sur: Getafe.

20150724_201113[1]Quizá por ese filtro hispanoamericano que implica lo de “cruzar el charco” , nada más entrar en la plaza sentimos que todos saltábamos a una.

esce

Primero con Little Jesús, que ya venían de revolucionar el Portamérica una semana antes. Los muy agradecidos mexicanos dejaron la plaza cargada en su justa medida para las notas que vendrían después.

nacho

Fiel a su sencillez inmóvil de plantarse ante el escenario,  Nacho Vegas hizo que aquellas groupies de los 90 lo fueran todavía más al ritmo de letras grises con sabor a nicotina.

publicoEl ambiente que creó el de Gijón nos permitió acercarnos a sus fans más incondicionales, gracias a esa base que marcó el banjo en muchos de los temas. Un nuevo puente a través del que cruzar a la otra orilla.

GEPE

Y así llegamos a Chile. Con GEPE y sus folclóricas bailarinas. No lo esperábamos. Pero pronto nos dimos cuenta ( y nuestras zapatillas también ). Versátil,  ecléctico…el de San Miguel pasó de forma natural del pop a la electrónica llegando a los sonidos más de raíz, moviéndose como solo saben las caderas latinas.

planetas J

 

 

Sábado: los ritmos del ayer

Y llegó el plato fuerte del festival. Todavía más improvisadamente, volvimos a entrar por la puerta grande.  ¿Y qué nos encontramos? Con un concierto técnicamente brutal el de The Soul Jacket.  A los gallegos les tocó abrir el sábado con no demasiado público, pero no por eso perdieron fuerza. Lo dieron todo, y convirtieron su concierto en un manifiesto social.

soul jjj

Cogieron el testigo los hombres de Mambo Jambo. Con tres años de convivencia, pero con carreras cultivadas en solitario.

Nel.lo al saxo, Dani Baraldés a la guitarra, a la batería Anton Jarl, que además cumplía los 40 e Ivan Kovacevic al contrabajo, arrancaron los ritmos más R&B. Los conocimos luego en la zona privada que reservó la plaza de toros, después de que nos hicieran levantar la nube de polvo más rockabilly.

mamboPero si nos tenemos que quedar con una explosión de ritmos sin duda pincharíamos el “sonido Freedonia“.

En Getafe aprovecharon para presentarnos su segundo EP, el primero con Maika Sitté acompañada de su hermano a los coros.  Si no tienes plan para el 7 de agosto, ya te adelantamos que su concierto en Gandía es una de las citas musicales del verano.

freedonia

Ha sido así como “la plaza de la muerte” en palabras de Nacho Vegas se convirtió un año más en la plaza de la cultura. Aquella en la que los Mambo Jambo reivindicaron apoyar la música en directo con un eslogan que acabó convirtiéndose en el mejor resumen del Cultura Inquieta. ¡Qué gente, qué Getafe!

 

Anuncios

Un pensamiento en “Cruzar el charco, Cultura Inquieta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s